Mucho gusto
Vino y cine (II)
Fotograma de Midnight in Paris, de Woody Allen

Vino y cine (II)

En Mucho gusto, blog de Spira y Marqués de Casa-Pardiñas, vinos de calidad de Granada, continuamos profundizando en la relación entre el mundo del vino y el llamado séptimo arte. En este segundo capítulo nos vamos a centrar en la obra de un hombre sencillamente genial, un neoyorkino militante que durante su larga y prolífica carrera nunca ha dejado de hacer gala de su brillantez y su originalidad. En dos palabras: Woody Allen.

La verdad es que no sabemos a ciencia cierta si el señor Allen tiene personalmente una relación muy fluida con el vino, aunque sospechamos que sí porque, de una u otra manera, en sus películas casi siempre termina hablando de sí mismo. Y lo hace a través de cenas, charlas y tertulias en las que casi nunca falta el vino.

Una escena típica de una película del maestro estadounidense: dos parejas se reúnen para cenar en un pequeño y coqueto restaurante de, por ejemplo, el Greenwich Village ( María Adell publicó un libro-guía, titulado El Nueva York de las películas de Woody Allen, que menciona, localiza y juzga a varios locales que salen en sus obras). Hablan de las relaciones humanas, de la vida y de la muerte, temas recurrentes en la filmografía de Allen. Lo hacen en torno a una o varias botellas, por supuesto. Beben sosegadamente o sin mesura, porque a lo mejor a uno de ellos (al propio Allen, sin ir más lejos, cuando a su protagonista le toca ser el atormentado y/o el enfermo de mal de amores, que es muy a menudo) se le va la mano y se le suelta la lengua.

También beben vino en sus apartamentos. Confortables y en zona pudiente, junto a Central Park, como el de la pareja protagonista de Misterioso asesinato en Manhattan. Cutres y poco acogedores, como el que ocupan Isaac (Woody Allen) y Tracy (Mariel Hemingway) en Manhattan. O en el de Alvyn (otra vez Allen) y Annie (Diane Keaton) en la casi autobiográfica Annie Hall.

Pero Allen no sólo ha unido vino y cine en la ciudad de los rascacielos. Está bien presente en otra de sus obras maestras, Match Point, que se desarrolla íntegramente en Londres. O en Todos dicen I love you, con abundantes escenas rodadas en París y Venecia. O en la fantasiosa Midnight in Paris. O en la más reciente Magia a la luz de la luna, ambientada en la elegante Riviera francesa de hace un siglo.

Por supuesto, no se le olvidó llevárselo consigo (metafóricamente hablando) a Italia cuando rodó allí A Roma con amor. Un blog de la revista GQ hizo un artículo sobre esa película y mencionó que a lo largo de la misma se descorchan diez botellas de vino. Aparte, uno de los protagonistas hace un símil memorable: “El matrimonio es como el vino. Cuando es bueno es hermoso, pero cuando no…”

Da la impresión de que en esa película el director disfrutó de lo lindo. Porque pese a ser neoyorkino hasta la médula, siente fascinación por lo mediterráneo, por su estilo de vida, sus paisajes y sus posibilidades más fascinantes, entre las que se incluye el saborear un buen vino viendo un atardecer cerca del mar.

Woody Allen ha rodado hasta ahora una película en España y el vino, cómo no, ha intervenido como secundario de lujo. En Vicky Cristina Barcelona, que así se llama la cinta, abundan las escenas descritas hasta ahora: cenas bien regadas, charlas al atardecer y ese tipo de cosas, pero también hay copas de por medio mientras se discute a gritos por cuestiones de celos y desencuentros, carácter latino que encarnó muy bien en esa ocasión Penélope Cruz, galardonada con un Oscar por su papel. Un consejo: vean o revisen esa película en versión original: el spanglish de nuestra actriz no tiene precio.

Por cierto, que para su película española, Woody Allen no escogió vinos de un cualquiera, sino el tinto L’Ermita, de Álvaro Palacios y de la Denominación de Origen del Priorat, un vino exclusivo a más no poder que puede salir a más de 600 euros la botella; y el blanco Plàcet, un Rioja que también elabora Palacios. No se privó de nada, el director.

 

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>