Mucho gusto
La vendimia está al caer
Un viñedo de Granada, en imagen de la web de la Denominación de Origen Vinos de Calidad de Granada.

La vendimia está al caer

A la vuelta de la esquiina está septiembre, el mes en el que tradicionalmente se obtiene el fruto del trabajo de todo un año. Si bien no es un momento más importante que cualquier otro, porque las viñas precisan de un cuidado continuo, sí es con seguridad el más esperado, y también el que genera más incertidumbre. En cuanto lo mande Manuel Penela, el enólogo de las Bodegas del Marqués de Casa-Pardiñas, las uvas de la finca de San Torcuato, en Huélago, empezarán a transformarse en una nueva añada de tinto Spira.

Spira es una bodega pequeña que se rige por criterios muy especiales y en la que se miman todos los detalles en busca de la calidad y de la distinción. Por eso la vendimia no se programa con mucha antelación, sino que se decide casi sobre la marcha. El inicio exacto lo determinará el especialista. Cuando él entienda que la fruta ha llegado a su momento óptimo de maduración, empezará el proceso, que se prolongará por espacio de aproximadamente doce días. O más acertado sería decir noches, porque, como ya se ha explicado en una anterior entrada de este blog, Spira apuesta por la vendimia nocturna. La uva se recoge de noche para que llegue a los depósitos a baja temperatura. Así conserva mejor sus aromas y se evita su oxidación.

La incertidumbre a la que se hacía referencia en el primer párrafo tiene una explicación: no estamos hablando de componentes químicos de cuya simple mezcla se obtenga un resultado final siempre idéntico. No hay una fórmula matemática que determine que un vino salga siempre de la misma manera. Al fin y al cabo se trata de uvas, de tierra, de climatología, de naturaleza. Y esas cosas no se comportan siempre igual, con lo que el resultado, por fuerza, también tiene que variar. Por ejemplo, esta primavera ha sido especialmente lluviosa. Los meses de marzo y abril fueron pródigos en precipitaciones, de agua y en ocasiones también de nieve; y en Huélago, aún en mayo, había hielo. No puede esperarse, en consecuencia, que el fruto haya madurado de la misma forma que en un año seco.

Pero esa inseguridad respecto al resultado final no sólo viene determinada por la uva, sino por el proceso de vinificación. Que en esencia, en Spira, siempre es el mismo, pero que año a año se va modificando, se abre a nuevas técnicas que ayudan a mejorar el producto que se ofrece al consumidor.  En ese sentido, este año se van a combinar tres técnicas interesantes: la conocida con la palabra francesa batonage, la fermentación maloláctica en barrica y, como novedad, la fermentación alcohólica en barrica.

Según explica Manuel Penela, el batonage consiste en remover las lías en el fondo de la barrica durante tres o cuatro meses para que suelten unas manoproteínas que están en las levaduras y que estabilizan el vino, aportándole además unos aromas muy agradables. Es un procedimiento que Spira viene utilizando desde 2011.

En cuanto a los dos tipos de fermentación mencionados, hasta hace poco se hacían en los tanques de acero. La maloláctica, con la que aparecen notas lácteas, se empezó a experimentar en la barrica el año pasado con un excelente desenlace, ya que esos aromas lácteos se fusionaron con los que aporta la madera. Ahora, a todo lo anterior, se va a unir la fermentación alcohólica en barrica. En las Bodegas del Marqués de Casa-Pardiñas están convencidos de que resultado será también óptimo.

Es un hecho que el tinto Spira está creciendo. No sólo porque cada añada esté obteniendo mejores puntuaciones en las guías más prestigiosas, como la Repsol o la Peñín, sino porque los consumidores en general, esos que piensan, y con razón, que en cuestión de vinos es mejor fiarse de su criterio que de cualquier otra cosa, lo vienen percibiendo año a año. Esa confianza, a su vez, es el espaldarazo que Spira necesita para seguir avanzando y para ofrecer un producto cada vez mejor. La cosecha está al caer y con toda probabilidad será excelente, porque cuando se trabaja bien eso es lo que suele suceder.

FOTOGRAFÍA: Del archivo de la web de la Denominación de Origen Protegida Vinos de Calidad de Granada.

Comparte:

4 pensamientos sobre “La vendimia está al caer

  1. Encarni

    Siempre aprendo cosas nuevas en este blog: lo del vino con notas lácteas me ha sorprendido. Aunque bien es cierto que, desde mi ignorancia en temas de cata, habrá cientos de matices que no sabré siquiera que pueden apreciarse en una copa.

    Por cierto, y respecto al tema de la vendimia nocturna: ¿no estaría bien ofrecer visitas a lo que puede ser un interesante proceso para el público en general?

    ¡Saludos!

    1. Spira Autor del artículo

      Es la segunda persona que se interesa en este blog por la posibilidad de ver en directo la vendimia nocturna. Es algo a tomar en cuenta. Gracias.

  2. Toni

    Interesante entrada. Gracias además por la respuesta de la anterior ocasión. Esto del vino tiene más miga de la que uno piensa. Aprenderemos un poquito más con usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>