Mucho gusto
El vino y la nieve

El vino y la nieve

Ahora parece que empieza a mejorar la cosa, pero la provincia de Granada ha padecido un mes de febrero donde el frío, la lluvia y la nieve han sido protagonistas. Incluso llegó a nevar en la capital, cosa que es cada vez menos habitual porque, pese a que hay altitud para ello (nieva en cotas más bajas, de hecho), la contaminación lumínica y atmosférica hacen que se eleve la temperatura y ello dificulta que se produzca ese fenómeno meteorológico que luego tan bien queda reflejado en fotos y postales.

El caso es que la finca San Torcuato, en Huélago, está situada a mil metros sobre el nivel del mar. Allí es donde se ubican las Bodegas del Marqués de Casa-Pardiñas y donde se hace el Spira, vino de calidad de Granada. Y allí ha nevado a base de bien durante el último mes. Lo que nos da un motivo para preguntarnos desde este Mucho gusto si eso ha tenido algún efecto en los viñedos.

Responde Manuel Penela, enólogo jefe de las bodegas, y lo hace para decir que no, que los efectos han sido nulos. «La nieve en enero o febrero no afecta en nada porque en esa época del año la cepa está parada, la planta no registra movimiento y no hay peligro de que una helada le haga daño».

Después de ese tranquilizador argumento viene otro que no lo es tanto. «Distinto es que vuelva a nevar en abril o mayo. Una helada a esas alturas puede afectar mucho a la planta, hasta el punto de dejarla sin fruto por compleo», comenta Penela.

No es como para tomárselo a la ligera. El enólogo sabe que, estando como están a mil metros de altitud, los viñedos corren ese riesgo. Todavía no ha ocurrido nunca en Huélago, pero en otras zonas de la provincia de Granada sí se ha dado la circunstancia, hace algunos años, de que una helada a destiempo ha acabado con la mitad de la cosecha y hasta con toda ella, con el trabajo de prácticamente un año. Es algo que siempre está ahí, el vino es un producto que nace de la tierra, del campo, y está supeditado a las inclemencias del tiempo. Nada es matemático, nada es automático. Por eso cada año la cosecha es distinta. Y eso forma parte de su encanto.

En realidad, incide el especialista, ahora estamos en una época del año en la que el viñedo está en la situación más próxima a lo que podrían denominarse unas vacaciones. En febrero ya concluyó la poda tradicional y en mayo, cuando se haya producido la floración, habrá que hacer la que dan en llamar poda en verde, de la que hablamos en este blog el año pasado. Será un periodo, además, en el que habrá que estar muy alerta porque los hongos tienden a proliferar en primavera, con el calor y la humedad. Y un despiste ahí es algo que también puede dar al traste con toda una temporada de esfuerzos.

Pero, volviendo a la nieve y el hielo, conviene saber que no sólo no tienen por qué ser perjudiciales, sino que, por el contrario, favorecen la creación de un tipo de vino especial y que se llama precisamente vino de hielo.

Se da en zonas más frías que España, fundamentalmente en Canadá y Alemania. Son países donde empieza a nevar en septiembre y lo que hacen los bodegueros es dejar las uvas en los racimos en lugar de cosecharlas. Allí permanecen, heladas en la cepa, durante un par de meses, y se recogen congeladas en noviembre. Para el caso da igual que la uva sea blanca o tinta; el procedimiento es el mismo.

Vuelve a tomar la palabra Manuel Penela para explicar que de esa forma salen vinos «especiales, más estructurados y con aromas distintos». Las uvas así cosechadas tienen una muy alta concentración de azúcar y los vinos una acidez que los expertos califican de «fuera de lo común». El de hielo suele utilizarse como un vino de postre, como acompañamiento de dulces o frutas, y no lo regalan precisamente. Algunos de los que se hacen en Austria pueden alcanzar un precio de 250 euros la botella.

Fotografía: Imagen de la finca San Torcuato, en Huélago, tras una copiosa nevada.

Comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>