Mucho gusto
Cien días de vinos
Dos copas de vino.

Cien días de vinos

Al menos en teoría, a los miembros de un gobierno, cuando toman posesión de sus cargos, la oposición les otorga un margen de confianza de cien días. Se supone que es un periodo de gracia en el que a los políticos se les da tiempo a que se asienten y empiecen a tomar decisiones. Una vez transcurridos esos cien días, comienzan a ser juzgados por ellas.

El vino y la política no tienen nada que ver, o desde luego no a esos niveles. Si se trae a colación el asunto de los cien días es por el simple motivo de que este blog cumplió recientemente esa edad: cien días hablando de vinos, destacando fundamentalmente las excelencias de uno en concreto, el Spira. Con la convicción de que la causa bien merece echarle algo de pasión, pero sin dejar que eso nuble el rigor.

Cumplido ese plazo, quizás sea un buen momento para echar la vista atrás (aunque esto es tan joven que tampoco se abarca demasiado) y ver la repercusión que ha tenido esta página desde que vio la luz a finales de julio. Los números son fríos, como se suele decir, pero es difícil contradecirlos.

Según los datos del servicio Google Analytics, han sido 377 las personas que han entrado en alguna ocasión en el blog, una cifra que, en opinión de Luis Arronte, periodista, community manager y persona especializada en redes sociales, puede considerarse aceptable tratándose de un blog corporativo que, aunque se refiere a un sector en general como el del vino, se circunscribe por regla general a una sola marca. Apunta el especialista que cien días, además, es un tiempo demasiado corto como para valorar el impacto de una página. «Algunos blogs parece que están dormidos durante el primer año y después tienen un boom increíble», asegura.

Más interesante le parece que más de la mitad de las personas que visitaron el blog una primera vez (en concreto, el 52,7%) hayan vuelto, lo que muy posiblemente se traduce en que hay un cierto número de fieles, de personas que nos siguen habitualmente, que han leído nuestras 16 entradas (que serían 17 contando con ésta).

También destaca Arronte que el porcentaje de rebote es muy bajo. Se sitúa en el 53,56%, cuando lo normal es que ande entre el 60 y el 80. ¿Por qué es bueno que sea bajo? «Porque, en este caso, eso significa que prácticamente una de cada dos personas que entra en la página se queda ahí para ver más cosas, no se limita a leer un artículo», argumenta.

De hecho, siempre según los datos aportados por Google Analytics, cada visitante ha leído una media de dos artículos cuando se ha metido en la página, aunque a algunos, al parecer, les ha debido gustar bastante la materia y han leído cuatro (55 personas hicieron tal cosa) y hasta cinco.

El community manager pone el acento en otro dato positivo: la media de permanencia en la página es de tres minutos y tres segundos. «Eso es muchísimo, porque significa que el que entra encuentra lo que está buscando. Muchos acceden a una página, ven que ahí no está lo que necesitan y se marchan enseguida», incide.

Eso quiere decir, en la mayoría de los casos, que muchos entran a ver el blog directamente, bien porque están suscritos al recomendable servicio RSS, que les informa de cuándo se produce una nueva entrada, o bien porque éstas se cuelgan siempre en las cuentas de Facebook y de Twitter del responsable de la página, el que está escribiendo estas letras.

Pero hablamos de la mayoría, no de todos. Muchos acceden a Mucho gusto gracias a la web de Spira, o porque buscan algo relacionado con ese vino en concreto, pero los datos demuestran que otros lo han encontrado rastreando en buscadores (en google, fundamentalmente) información sobre vinos de Granada, vinos de calidad de Granada o hasta personajes con fama dentro del sector. El caso más claro es el de José Peñín: los artículos en los que se le nombra a él o a su prestigiosa guía son los mejor situados en google. Que también, de paso, ha dado un impulso curioso a otros nombres que en el blog se etiquetan con cierta regularidad: Fernando López Justicia, propietario de las Bodegas del Marqués de Casa-Pardiñas; Huélago, el pueblo granadino donde se hace el Spira; o la finca San Torcuato, donde se ubican las bodegas.

¿Y de dónde provienen nuestros seguidores? Pues, como es lógico, la mayoría son de Granada, pero llama la atención que tengamos un muy apreciable número de visitantes en Málaga, Sevilla, Madrid, San Sebastián, Córdoba, Algeciras, Barcelona y hasta Londres o Nueva York.

Dos curiosidades, por lo demás: el post más leído es el que se tituló ‘Desmontando tópicos’ y los que más comentarios recibieron fueron ‘Spira salta a la Red’, que obtuvo 16, lo cual en cierto modo es normal porque era el primero y los mensajes fueron sobre todo de bienvenida, y ‘Fermentados vs destilados‘, un debate en el que se registraron 16 opiniones.

Posiblemente no sean datos para tirar cohetes, pero lo mejor de todo es que una publicación con tan corta vida tiene con seguridad margen de mejora. Sabemos, porque ustedes nos lo han dicho, cuáles son las cosas que les agradan de Mucho gusto. Queremos conocer también las que no tanto, las que echan de menos. Su concurso es muy valioso, así que esperamos sugerencias.

Y por supuesto, muchísimas gracias.

Fotografía: Jesús Ochando

Comparte:

3 pensamientos sobre “Cien días de vinos

  1. palma

    Me gusta acceder a esta página habitualmente y por supuesto tomarme una copia de este vino recientemente descubierto exquisito. Seguro que el año que viene seremos más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>